Inicio » Tratamiento EII » Opciones terapéuticas en la EII » Otros tratamientos no farmacológicos. Granuloacitoaferesis

Otros tratamientos no farmacológicos. Granuloacitoaferesis

Información realizada y revisada por: Dra. Pilar Nos Mateu y Dra. Mariam Aguas Peris. Servicio de Digestivo. Hospital Universitari y Politecnic La Fe (Valencia)

Aféresis 1

La granulocitoaféresis es un procedimiento utilizado en la enfermedad inflamatoria intestinal que consiste en el paso de células sanguíneas por un sistema extracorpóreo para su “depuración”.

Comenzó a ser utilizado hace veinte años en Japón para el tratamiento del cáncer y de la artritis reumatoide y en este país es donde más experiencia clínica hay con el mismo y desde donde procede la mayoría de la información científica al respecto.

El proceso es similar al de una diálisis y pretende extraer los componentes inflamatorios que circulan por la sangre. En la enfermedad de Crohn y en la Colitis Ulcerosa existe un aumento de diferentes poblaciones celulares de leucocitos (glóbulos blancos) que participan en la inflamación, liberando sustancias que la favorecen. La técnica se llama también granulocitoaferesis porque los granulocitos son parte de estos glóbulos blancos.

Durante el proceso de la aféresis se extrae sangre desde una vena periférica mediante una punción similar a la que se realiza para una donación. Este flujo sanguíneo con los leucocitos (y también con glóbulos rojos y plaquetas) circula a través de un aparato que lleva incorporado un sistema que los filtra, los depura y los devuelve al paciente. El sistema de depuración puede ser una columna (cartucho) o un filtro por la que pasa toda la sangre del paciente. En nuestro país están comercializados los dos aparatos, uno con un cartucho y otro con un filtro, con el mismo fin. La sangre pasa a través de este sistema y los mediadores pro-inflamatorios quedan, en teoría, retenidos en el mismo. El sistema devuelve la sangre al paciente por otra vena.

Por lo tanto, si a usted le van a realizar una técnica de aféresis le extraerán sangre por un brazo, esta pasará por una máquina y volverá a su cuerpo por el brazo contralateral. Mientras tanto estará sentado o recostado y bajo la vigilancia y supervisión de personal de enfermería. La técnica suele realizarse en unidades de diálisis aunque dependiendo de las características del Hospital puede realizarse en otro servicio (Hematología, Hospital de día) y suele durar entre una hora y noventa minutos. En una sesión no se puede depurar todo el torrente circulatorio por lo que habitualmente suelen precisarse varias sesiones. La pauta más frecuente es realizar 1 sesión semanal durante 5 o 10 semanas. Si se requiere mayor rapidez de acción pueden realizarse dos sesiones semanales.

granulocitoaféresis

Indicaciones

La técnica esta considerada en determinadas situaciones, sobre todo aquellas en las que ha fracasado el tratamiento convencional. Por lo tanto, podríamos decir que está considerada una técnica secundaria cuando por distintas situaciones no pueden utilizarse los tratamientos farmacológicos establecidos: los corticoides, los inmunomoduladores o los fármacos biológicos. La indicación para este tipo de tratamiento debe de proceder del médico y equipo médico habitual, ya que dependerá de la situación concreta de cada paciente, lo cual determinará la eficacia esperada de este tratamiento.

La principal indicación es la Colitis ulcerosa en situación de corticodependencia, es decir, en los pacientes en los que no es posible retirar totalmente los corticoides o que han tenido varias recidivas frecuentes y en los que ha fracasado el tratamiento establecido. Lo habitual es que los fármacos inmunosupresores o los biológicos hayan fracasado para controlar la corticodependencia. También es posible que no sea asumible la posible toxicidad de los fármacos; por ejemplo los pacientes con antecedentes de determinados tumores o infecciones concretas donde puede haber problemas si se utilizan fármacos inmunosupresores o biológicos (anti-TNF).

En situaciones muy individualizadas puede utilizarse en el brote de actividad de Colitis ulcerosa. Por ejemplo cuando los efectos secundarios de los corticoides son relevantes o junto con tratamientos que hacen efecto a más largo plazo (inmunosupresores) o si han fracasado tratamiento previos.

No se tienen datos claros sobre su uso como tratamiento de mantenimiento. En estos casos, el beneficio es transitorio y en situaciones muy concretas puede recibirse una sesión bisemanal o mensual como tratamiento de mantenimiento.

En la Enfermedad de Crohn, la granulocitoaferesis tiene peores resultados y con menor duración de la respuesta inducida. Las evidencias disponibles en la actualidad no recomiendan su utilización salvo en situaciones excepcionales, muy concretas y sin evidencia clara de eficacia de forma global.

Seguridad

Como no se introduce ningún medicamento ni sustancia en el organismo, los efectos adversos que puede tener van ligados a la propia técnica y son menores que los de los tratamientos farmacológicos. Estos pueden ser debidos a la dificultad para conseguir la extracción de la sangre, la necesidad de acceder a una vía central (una vena más grande que la del brazo) o la posibilidad de que haya una hipotensión o alteración de la circulación sanguínea durante el proceso.

Los efectos secundarios suelen ser leves y transitorios (cefalea, dolor muscular o articular, mareo, enrojecimiento facial, palpitaciones, febrícula…), los más graves suelen estar relacionados con la realización de la técnica mediante una vía central (en caso de imposibilidad de conseguir dos vías periféricas). En todo caso el proceso se realiza de forma muy controlada por el personal de enfermería.