Enfermería especializada en enfermedad inflamatoria intestinal

Inicio » Enfermería especializada en enfermedad inflamatoria intestinal

Enfermería especializada en enfermedad inflamatoria intestinal

Información realizada y revisada por: María del Carmen Morete Pérez, Enfermera de la Unidad EICI. Servicio de Digestivo. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol.

Actualización: Septiembre 2019
El manejo de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), requiere un abordaje multidisciplinar en el que participe un equipo de especialistas médicos, psicólogos y enfermeras especializadas en este tipo de enfermedad.

Los pacientes con EII, necesitan una atención rápida, flexible y completa, que considere sus necesidades físicas, emocionales, sociales y laborales. Por ello, en muchos hospitales se han creado Unidades de atención integral a pacientes con EII, con consultas de enfermería especializada.

El papel de la Enfermería especializada en la EII es muy variado y las funciones que desempeña su personal son muy distintas, dependiendo de cada centro hospitalario. Por ello y con el objetivo de integrar todas estas funciones, estandarizar criterios y definir el papel de la enfermería, se creó a nivel nacional el Grupo Enfermero de Trabajo en Enfermedad Inflamatoria Intestinal (GETEII).

Importancia y papel de la enfermería en el cuidado de la enfermedad

consultaEn el momento que el paciente es diagnosticado de una EII, es conveniente que acuda a una primera consulta de enfermería, para que se sienta apoyado, se le explique y entienda su nueva situación y resuelva todas sus posibles dudas.
Durante esta visita, el personal de enfermería le proporcionará información sobre cuáles son las vías de acceso a la Unidad de EII (teléfono de contacto y/o correo electrónico, que podrá utilizar en caso necesario), explicándole el sistema de organización de visitas a la Unidad de EII, como cuando es necesario dirigirse a ella, o cuáles son los signos y síntomas de alarma de la enfermedad que debe conocer y cómo debe actuar en cada caso. En esta primera visita, se tomaran los datos de contacto, para favorecer una buena comunicación entre el personal y el paciente.
El objetivo principal de este primer contacto es proporcionar al paciente y a su familia la información necesaria sobre la enfermedad y sus cuidados y resolver las dudas que puedan  tener sobre la misma.
Esta visita es clave para establecer el inicio de una relación de confianza entre el paciente y el equipo médico y de enfermería, y para proporcionar al paciente y su entorno los recursos, habilidades y consejos generales (recomendaciones sobre hábitos de vida saludables, importancia de tomar la medicación indicada por el médico, etc.) para favorecer la autonomía y el control de la enfermedad.

Papel de la enfermera en el control de la enfermedad inflamatoria intestinal

Dra. Mercedes Cañas. Enfermería Unidad EII. Hospital Universitario Clínico San Carlos

Es muy importante que a lo largo del transcurso de la enfermedad se establezca una relación estrecha entre el personal de enfermería y los pacientes, que promueva la creación de un proceso de ayuda, educación sanitaria y seguimiento satisfactorios, que ayude al paciente a adaptarse a su nueva situación, a sus necesidades en sus actividades cotidianas, mejorando el grado de aceptación de la enfermedad, la satisfacción por la atención recibida y la sensación de control sobre su enfermedad, en cada una de las diferentes fases de la misma.

Las principales funciones del personal de enfermería en el control de la EII, se basan en:

  • Educar al paciente y a su entorno, en promoción de la salud y en la adquisición de hábitos de vida saludables (dieta sana, ejercicio, hábito tabáquico, visitas al ginecólogo, dermatólogo, reumatólogo, etc.).
  • Concienciar al paciente y a su entorno sobre la importancia que tiene la adherencia a la medicación pautada para disminuir la posibilidad de nuevos brotes.
  • Administrar los tratamientos biológicos pautados, vigilando posibles efectos adversos, y resolviendo posibles dudas sobre el mismo. En el caso de tratamientos subcutáneos o tópicos, el personal de enfermería se encargará de explicar y adiestrar al paciente para su correcta autoadministración, ofreciendo información para reconocer posibles efectos adversos o signos de alarma.
  • Comprobar el estado de inmunización del paciente antes de comenzar con cualquier tratamiento inmunosupresor, el personal de enfermería se encargará de solicitar las pruebas serológicas necesarias para conocer el estado de inmunización del paciente, y posteriormente en colaboración con el Servicio de Medicina Preventiva, programar, actualizar y administrar las vacunas necesarias y el registro de su efectividad.
  • Realizar curas, detección y seguimiento de las posibles manifestaciones extraintestinales de la enfermedad.
  • Coordinar las derivaciones sanitarias a las diferentes especialidades y las pruebas diagnosticas que requieren la atención del paciente.

¿Cómo puedo contactar con la Enfermería de la Unidad de EII?

enfermeriaEn la actualidad, gran parte de los Hospitales cuentan con una Unidad de EII, en donde el personal de enfermería se encarga de atender un teléfono directo al que pueden llamar los pacientes en caso de tener alguna duda o problema relacionado con su enfermedad. Será la enfermera de cada centro la que se encargará de entregarle la información sobre los días y el horario específico en que las consultas pueden ser atendidas. Suele entregarse un folleto, tarjetón, díptico o ficha donde aparecen todos estos datos.
Las Unidades de EII, suelen contar además, con una dirección de correo electrónico para aquellas preguntas o dudas que no sean de carácter urgente o que requieran una respuesta más extensa y concreta.

Este sistema de comunicación rápido y flexible, favorece la relación entre el paciente y el personal asistencial que controla su enfermedad y permite realizar consultas no presenciales, proporcionando al paciente la tranquilidad de saber que siempre puede contar con un acceso directo para la resolución de sus problemas y dudas acerca de su enfermedad. Además, la posibilidad de realizar consultas no presenciales evita el absentismo laboral y la necesidad de acudir frecuentemente al centro hospitalario o al servicio de urgencias; lo que hace más cómoda la vida del paciente y le otorga mayor independencia.

Situaciones que pueden precisar contacto con enfermería

Entre la gran variedad de situaciones que puede requerir la necesidad de una consulta con el personal de enfermería de referencia, podemos destacar las siguientes:

  • Sospecha de empeoramiento de su enfermedad o presencia de síntomas que asocian con el comienzo de un brote.
  • Dudas en relación con los tratamientos médicos pautados (dosis, pauta, forma de administración, efectos secundarios, interacciones, etc.).
  • Solicitar controles programados de la enfermedad.
  • Pedir información sobre pruebas diagnosticas pendientes de realizar y sobre las preparaciones previas necesarias para dichas pruebas.
  • Recabar información sobre temas relacionados con la enfermedad (síntomas, manifestaciones extraintestinales, dieta, hábitos de vida saludables, ejercicio, consumo de tóxicos, relaciones sexuales, embarazo, lactancia, medicamentos, vacunas, anticonceptivos, viajes, etc.).
  • Contrastar la  información sobre la enfermedad obtenida por diversas fuentes.
  • Comunicar la presencia de alteraciones y molestias en la zona perianal.
  • Consultar la aparición de manifestaciones extraintestinales de la EII (dermatológicas, oftalmológicas, reumatológicas y nefrológicas).
  • Anunciar un embarazo o aclarar dudas relacionadas.

¿Qué es una estomaterapeuta?

Una estomaterapeuta es un enfermero/a especializado en la atención, consejo y/o asesoramiento en ostomías. 
El enfermero/a proporcionará información oral y escrita, despejará las dudas referentes a la higiene , dieta , tipos de dispositivos y demás particularidades del estoma.
Adiestrará al paciente en el manejo de los diferentes tipos de dispositivos y su principal objetivo será alcanzar la plena autonomía del paciente adaptándose a su nueva situación sin que esta interfiera en su calidad de vida ni en las actividades de su vida diaria.