Anticoncepción

Información realizada y revisada por Dra. Marta Calvo Unidad EII. Hospital Puerta de Hierro. Madrid; Dr. Juan Carlos Bermúdez León. Ginecología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol; Dra. Covadonga Castro. Ginecología. Complejo Hospitalario Santiago de Compostela.

1. ¿Qué debo saber sobre los anticonceptivos si tengo EII?

Los anticonceptivos hormonales no se asocian con el desarrollo de un brote de actividad de la enfermedad.Anticonceptivos orales

Hasta la fecha, no existen estudios publicados que valoren el riesgo de fenómenos trombóticos (trombosis en extremidades o tromboembolismo pulmonar entre otros) en mujeres con EII que utilicen anticonceptivos hormonales, por este motivo, se asume que las mujeres con EII tienen el mismo riesgo.

Aquellas mujeres que han tenido algún fenómeno trombótico mientras tomaban anticonceptivos hormonales orales combinados (con estrógenos y progestágenos), no deberían volver a tomarlos. En este caso, sería más adecuado el uso de anticonceptivos hormonales orales con sólo progestágenos, valorar utilizar un DIU o métodos barrera.

La EII es diagnosticada habitualmente durante la edad reproductiva de la mujer, por lo que es importante el asesoramiento anticonceptivo para evitar un embarazo no deseado y así poder planificar la gestación en el momento idóneo (enfermedad controlada, en fase no activa y tras el periodo requerido post-tratamiento).

Salvo situaciones especiales (enfermedad intestinal grave o cirugía intestinal amplia) y en el caso de que exista diarrea o vómitos, la eficacia de los anticonceptivos orales hormonales es igual que en las mujeres que no tienen EII. En los casos anteriormente comentados, como no se puede asegurar la absorción intestinal adecuada para garantizar su eficacia, se recomienda valorar otros métodos anticonceptivos también muy eficaces como los parches hormonales, el implante subdérmico, el DIU o el anillo vaginal.

2. ¿Que tipo de método anticonceptivo puedo usar si tengo una EII?

Anticoncepción.

Dra. Covadonga Castro – Servicio de Ginecología del C.H.U. de Santiago de Compostela.

En líneas generales, una mujer con EII puede usar cualquier tipo de método anticonceptivo. Existen diferentes métodos que se revisan a continuación

1. Métodos naturales

Se basan en la observación de síntomas asociados a los procesos fisiológicos que dan lugar a la ovulación, y en la adaptación del acto sexual a las fases fértiles y no fértiles del ciclo menstrual en función de que se desee o no una concepción, sin utilizar fármacos, procedimientos mecánicos ni quirúrgicos. Son métodos muy poco eficaces

  • Abstinencia sexual periódica:
    • Método del ritmo o de Ogino-Kraus: Consiste en evitar las relaciones sexuales en los días considerados fértiles, es decir, en los días próximos a la ovulación. Se considera poco eficaz ya que el día de la ovulación puede variar por diversos motivos, o incluso puede haber más de una ovulación al mes.
    • Control de temperatura basal: Se basa en el aumento de la progesterona, que afecta a la temperatura corporal interna de la mujer durante la ovulación. La mujer debe registrar la temperatura de su cuerpo todos los días después de despertarse y antes de levantarse de la cama o de tomar líquidos. Requiere una continuidad en la toma, al menos de tres ciclos, para comprobar su regularidad. Hay que evitar mantener relaciones sexuales a partir del tercer día de la menstruación hasta después del tercer día consecutivo de temperatura corporal elevada.
  • Método de Billings o detención de la ovulación: Se basa en la observación diaria de los cambios en el moco cervical a lo largo del ciclo de la mujer. Cambios que se asocian al aumento de los niveles de estrógenos previos al momento de la ovulación. Normalmente, las fases de infertilidad de la mujer de caracterizan por una ausencia de moco cervical visible y una sensación de sequedad vaginal.
  • Método de lactancia materna y amenorrea (MELA): se basa en infecundidad temporal de la mujer durante la lactancia por aumento de la prolactina en sangre de la madre.
  • Coito interrumpido: También llamado marcha atrás. Consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación. Es un método poco seguro ya que antes de la eyaculación se expulsan gotas con espermatozoides que pueden producir un embarazo. Puede conllevar un grado de insatisfacción sexual.
2. Métodos barrera

Impiden que los espermatozoides lleguen al útero. A diferencia de otros métodos anticonceptivos, solo se utilizan durante las relaciones sexuales.

  • Químicos: eliminan la mayoría de los espermatozoides que acceden a la vagina: Espermicidas. Su uso junto con un método de barrera físico le ofrece la mejor protección posible en un método de barrera.
  • Físicos: impiden el acceso de los espermatozoides al cuello del útero: los preservativos masculinos o femeninos son los únicos métodos anticonceptivos que protegen contra las infecciones de transmisión sexual.
    • De uso masculino: Condón o preservativo masculino.
    • De uso femenino: Diafragma vaginal, Capuchón cervical, Esponja vaginal, preservativo femenino.
3. Anticoncepción quirúrgica

También conocida como esterilización quirúrgica, está disponible en forma de la ligadura de trompas para las mujeres y vasectomía para los varones. Aunque la esterilización se considera un procedimiento permanente, es posible intentar una reversión de la ligadura de trompas para reconectarlas o una reversión de vasectomía para volver a conectar los conductos deferentes.

  • Ligadura de trompas: Consiste en la interrupción del trayecto de las trompas de Falopio. Se puede realizar a través de la pared abdominal (laparoscopia o laparotomía) o a través del útero (histeroscopia) con la colocación de dispositivos dentro de las trompas (Essure®). En este último caso, no se podrá colocar si existe alergia a metales, infección genital activa o reciente, parto menor de 6 meses o se están utilizando corticoides.
  • Vasectomía: Consiste en el bloqueo de los conductos deferentes mediante diferentes técnicas como la sección o ligadura.
4. Anticoncepción hormonal

Son varios métodos anticonceptivos que liberan hormonas, habitualmente estrógeno y progestina, impidiendo que se produzca el embarazo ya sea deteniendo la ovulación (liberación de un óvulo de uno de los ovarios) o aumentando el grosor de la mucosidad en el cuello uterino lo que impide el paso de los espermatozoides. En la composición de los anticonceptivos hormonales suele haber una o dos hormonas. Existen distintos tipos:

  • Orales: contienen hormonas en pequeñas dosis y su finalidad es suprimir la ovulación, impidiendo de esta manera el embarazo (contraceptivos). Cuando se utilizan de manera contraceptiva, se recomienda tomar la pastilla todos los días a la misma hora, ya que solo son eficaces si se toman todos los días. Existen varios tipos:
  • Combinados: son los más utilizados. Se conocen también como “la píldora”, y contienen estrógeno y progestina. Además de evitar que los ovarios liberen un óvulo, también provocan cambios en el moco cervical y en la membrana que recubre el útero (endometrio) para evitar que el esperma se una al óvulo.
  • Con sólo gestágenos: se conocen también como “la minipíldora”. No producen un aumento del riesgo de fenómenos trombóticos, no afecta a la producción de leche por lo que está recomendado como método anticonceptivo en mujeres lactantes.
  • Anillo vaginal: consistente en un anillo de plástico flexible que, colocado en la vagina, libera hormonas idénticas a la píldora anticonceptiva (etonogestrel y etinilestradiol) en dosis bajas y constantes y que, absorbidas por la mucosa de la vagina, impiden la ovulación. Su eficacia es similar a la píldora. Se cambia una vez al mes y contiene la mitad de hormonas que otros métodos anticonceptivos hormonales
  • Implantes subdérmicos de progestágenos: Se colocan en la grasa debajo de la piel de la cara interna del brazo o antebrazo a través de una incisión previa anestesia local. Su actividad se mantiene durante más de 5 años de uso. No interfiere en la lactancia.
  • Inyección anticonceptiva: contienen progestágenos y se administra en los primeros 5 días del ciclo menstrual por inyección intramuscular que se repite cada 3 meses.
  • Dispositivos intrauterinos (DIUs): Son una pequeña pieza de plástico flexible en forma de T que se coloca en el útero para evitar embarazos. Existen distintos tipos:
  • Liberadores de cobre: además de tener un efecto barrera, producen una reacción inflamatoria local con efecto espermicida.
  • Liberadores hormonales (levonorgestrel): además de tener un efecto barrera y de producir una reacción inflamatoria local con efecto espermicida, disminuyen el crecimiento del endometrio, por lo que consiguen un menor sangrado menstrual.

3. ¿Cuáles son los efectos beneficiosos no contraceptivos de los anticonceptivos hormonales?

Las mujeres con EII, comúnmente refieren síntomas gastrointestinales como diarrea, estreñimiento, dolor abdominal o náuseas en relación con el ciclo menstrual. Teniendo en cuenta que los anticonceptivos hormonales son seguros en mujeres con EII, se pueden valorar su uso cuando estos síntomas asociados a la menstruación sean frecuentes y/o condicionen una limitación en la calidad de vida.

Entre los efectos beneficiosos no contraceptivos de los anticonceptivos hormonales podemos encontrar:

  • Ayudan a regular el ciclo menstrual, disminuyen cantidad de sangrado y mejoran o eliminan el dolor abdominal asociado a la ovulación y a la menstruación.
  • Disminuyen el riesgo de que se produzca una enfermedad pélvica inflamatoria (enfermedad infecciosa que afecta a útero, ovarios y trompas de Falopio y aparece por la llegada de bacterias patógenas desde la vagina y el cuello uterino) y, si lo hace, es menos severa.
  • Alivian los síntomas de dolor asociados con la endometriosis (crecimiento del endometrio (revestimiento del útero) en sitios en el exterior del útero, como los ovarios, que puede producir dolor abdominal pélvico, dolor durante el coito e infertilidad)
  • Mejoran el acné, la seborrea (trastorno de las glándulas sebáceas, que se encuentran en el pelo, que producen más sebo de lo normal) o el hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en zonas en las que no suele producirse como el labio superior, la barbilla o la espalda entre otros) al disminuir los niveles en sangre de la testosterona.
  • Reducen el riesgo de padecer cáncer de endometrio (aproximadamente del 50%) y de ovario (aproximadamente del 40% al 80%). El beneficio se mantiene hasta 10-15 años de haberlos suspendido.

4. Si tengo EII, ¿puedo utilizar la «píldora de emergencia»?

La anticoncepción de emergencia es la utilización de algún fármaco o dispositivo para prevenir un embarazo tras una relación sexual desprotegida.

Indicaciones:
  • Coito sin protección.
  • Accidentes en la utilización del método anticonceptivo habitual.
  • Violación.
  • Exposición a sustancias teratógenas (aquellas que pueden causar malformaciones en el embrión) en caso de coito sin protección.
  • Relaciones sexuales sin protección bajo el uso de drogas.
Tipos de anticonceptivos de emergencia:
  • Comprimidos Orales:
    • Levenorgestrel (LNG) 1,5 mg (Postinor®, Norlevo®): muy eficaz si se toma durante las primeras 24 horas tras el coito (evita el embarazo en el 95% de los casos) pero su efecto protector disminuye con el tiempo (evita el 58% de los embarazos si han pasado 72 horas)
    • Acetato de Ulipristal (AU) 30 mg (ellaOne®): Evita el embarazo en el 95% de los casos si se toma dentro de las primeras 120 horas tras el coito.
  • Dispositivos que se colocan en el útero a través de la vagina (DIU): son muy eficaces pues evitan el embarazo en el 99% de los casos si se colocan dentro de las 120 horas tras el coito. Además, tienen la posibilidad de dejarlo como método anticonceptivo a largo plazo.
Aspectos a tener en cuenta con la anticoncepción de emergencia:
  • La siguiente regla aparece en la fecha prevista pero puede haber alguna variación. Si se retrasa más de 7 días, se debe realizar un test de embarazo para descartar gestación.
  • Si se vomita en las tres horas siguientes a la toma de anticonceptivos de emergencia orales se debe repetir la dosis.
  • Se puede y debe usar a cualquier edad.
  • Los anticonceptivos de emergencia orales no son eficaces si hay embarazo pero tampoco afecta a la evolución del mismo.
  • Se pueden usar en cualquier momento del ciclo.
Contraindicaciones de la Anticoncepción de emergencia:
  • NO existen contraindicaciones absolutas, únicamente no es recomendable en caso de insuficiencia hepática aguda grave.
  • NO precisa de exploración de ningún tipo previa a la prescripción.
  • Aunque la mujer ya esté embarazada o se produzca gestación por fallo del LNG NO hay efectos teratógenos para el embrión-feto.
  • En caso de mujeres con EII en las que no se pueda asegurar una correcta absorción intestinal por enfermedad intestinal grave o cirugía intestinal amplia y en el caso de que exista diarrea o vómitos, debe recomendarse el método más adecuado (DIU).