Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Enfermedad de Crohn

Beber agua del grifo

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • S
    Susana 5y 3w 3d 18h 31min 5s
    Buenos días. 
    Tengo enfermedad de Crohn, diagnosticada desde hace ya casi dos años. Estoy en tratamiento con Humira desde hace unos 6 meses. 
    Me han regalado una brita, una jarra de esas que filtra el agua del grifo para beberla y pone en el libro de instrucciones que las personas inmunodeficientes no deben beber agua del grifo sin antes hervirla. Eso me ha generado una duda enorme, porque nunca me he preocupado por el agua que bebía.
    ¿Debemos tener cuidado las personas inmunodeficientes con el agua? ¿No se debe beber agua del grifo? ¿Qué ocurre si bebemos agua del grifo?
    Gracias

    Buenos días. Tengo enfermedad de Crohn, diagnosticada desde hace ya casi dos años. Estoy en tratamiento con Humira desde hace unos 6 meses. Me han regalado una brita, una jarra de esas que filtra el agua del grifo para beberla y pone en el libro de instrucciones que las personas inmunodeficientes no deben beber agua del grifo sin antes hervirla. Eso me ha generado una duda enorme, porque nunca me he preocupado por el agua que bebía. ¿Debemos tener cuidado las personas inmunodeficientes con el agua? ¿No se debe beber agua del grifo? ¿Qué ocurre si bebemos agua del grifo? Gracias

  • E
    Equipo 5y 1w 4d 18h 12min 56s
    Hola Susana,
    Como desconozco desde donde nos escribe, me referiré a la situación en España. En nuestro país, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (responsable de la calidad y verificación del agua), el 99,5% del agua del grifo está testada y se considera segura para el consumo (el 0,5% restante corresponde a causas temporales como cortes o incidencias). Al respecto, cabe destacar que el agua de los servicios públicos de abastecimiento es uno de los productos de ingesta con mayores controles de calidad, controlándose su composición sino también la presencia de microorganismos potencialmente dañinos. Los tratamientos que se realizan sobre el agua de consumo y los controles sobre las fuentes de abastecimiento (embalses, etc.) son muy exigentes y continuos, de tal modo que todas las empresas que gestionan el agua para consumo en la Unión Europea están obligadas a proporcionar información pública sobre la calidad de agua, obtenida mediante pruebas de laboratorio certificadas y controladas cada 6 meses. 
    La calidad final del agua corriente que sale por el grifo depende no sólo de la concentración de minerales que posee, sino también de su tratamiento potabilizador, de la fuente de abastecimiento y de las propias instalaciones de conducción del agua (locales y del propio edificio donde está el grifo). El sabor y el olor del agua del grifo pueden variar en función de la concentración de minerales, sobre todo sales de magnesio y calcio (que determinan la dureza del agua) y de la presencia de cloro libre o cloramina, empleados para la desinfección del agua y que no son dañinos para la salud. El uso de filtros de agua como al que usted se refiere puede servir para filtrar determinadas sustancias del agua para conseguir un mejor sabor. 
    Hay zonas o edificios con instalaciones de tuberías viejas o que están expuestas a la contaminación que pueden hacer que las características del agua cambien a pesar de que el proveedor de agua de consumo haya realizado los rigurosos controles pertinentes. Si quiere realizar un análisis de calidad del agua que sale por el grifo, existen numerosos laboratorios de control de calidad de agua potable, tanto públicos como privados, recogidos en la web del [Ministerio de Sanidad](http://www.mscbs.gob.es/). 
    Usted puede conocer la calidad del agua de consumo humano de su localidad a través del acceso del ciudadano que tiene habilitado el SINAC (Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo) dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y cuya página web es [http://sinac.msssi.es/SinacV2/](http://sinac.msssi.es/SinacV2/), o puede preguntar en su Consejería de Sanidad, empresa abastecedora o Municipio.
    En conclusión, el consumo de agua del grifo es, en general, seguro en España, y no hace falta hervirla antes de consumirla. 
    
    Unidad  EII. Hospital Universitario Infanta Sofía  Madrid

    Hola Susana, Como desconozco desde donde nos escribe, me referiré a la situación en España. En nuestro país, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (responsable de la calidad y verificación del agua), el 99,5% del agua del grifo está testada y se considera segura para el consumo (el 0,5% restante corresponde a causas temporales como cortes o incidencias). Al respecto, cabe destacar que el agua de los servicios públicos de abastecimiento es uno de los productos de ingesta con mayores controles de calidad, controlándose su composición sino también la presencia de microorganismos potencialmente dañinos. Los tratamientos que se realizan sobre el agua de consumo y los controles sobre las fuentes de abastecimiento (embalses, etc.) son muy exigentes y continuos, de tal modo que todas las empresas que gestionan el agua para consumo en la Unión Europea están obligadas a proporcionar información pública sobre la calidad de agua, obtenida mediante pruebas de laboratorio certificadas y controladas cada 6 meses. La calidad final del agua corriente que sale por el grifo depende no sólo de la concentración de minerales que posee, sino también de su tratamiento potabilizador, de la fuente de abastecimiento y de las propias instalaciones de conducción del agua (locales y del propio edificio donde está el grifo). El sabor y el olor del agua del grifo pueden variar en función de la concentración de minerales, sobre todo sales de magnesio y calcio (que determinan la dureza del agua) y de la presencia de cloro libre o cloramina, empleados para la desinfección del agua y que no son dañinos para la salud. El uso de filtros de agua como al que usted se refiere puede servir para filtrar determinadas sustancias del agua para conseguir un mejor sabor. Hay zonas o edificios con instalaciones de tuberías viejas o que están expuestas a la contaminación que pueden hacer que las características del agua cambien a pesar de que el proveedor de agua de consumo haya realizado los rigurosos controles pertinentes. Si quiere realizar un análisis de calidad del agua que sale por el grifo, existen numerosos laboratorios de control de calidad de agua potable, tanto públicos como privados, recogidos en la web del Ministerio de Sanidad. Usted puede conocer la calidad del agua de consumo humano de su localidad a través del acceso del ciudadano que tiene habilitado el SINAC (Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo) dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y cuya página web es http://sinac.msssi.es/SinacV2/, o puede preguntar en su Consejería de Sanidad, empresa abastecedora o Municipio. En conclusión, el consumo de agua del grifo es, en general, seguro en España, y no hace falta hervirla antes de consumirla.

    Unidad EII. Hospital Universitario Infanta Sofía Madrid