Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Colitis Ulcerosa

TRATAMIENTO BIOLÓGICO

A 1 persona le ha resultado útil esta pregunta.
  • J
    Juan 3m 3w 1d 17h 57min 40s
    Buenos días.
    
    Mi nombre es Juan, tengo 27 años y estoy diagnosticado de colitis ulcerosa desde mayo del año pasado.
    
    Empecé el tratamiento de melasazina, salofalk y entocord, noté mejoría pero no conseguimos dejar la enfermedad en remisión.
    
    En octubre inicié un brote, me puse bastante mal y comenzamos un tratamiento con prednisona, empecé con 60mg y con pauta desdendiente. Desde que empecé con la enfermedad ha sido cuando mejor he estado, sin dolores, sin urgencias, sin sangre, 2-3 deposiciones diarias (antes veníamos de más de 15) y todo genial.
    
    El problema es cuando pasé de 30 a 25mg, empecé a empeorar (volvió la sangre, la urgencia, a veces diarrea) y la doctora ha decidido cambiar de tratamiento por uno biológico. Fleximad. (junto a imurel y septrin)
    
    El miércoles pasado fue cuando cuando me puse por primera vez el tratamiento en el hospital (además me tiene marcado la médica pauta desdeciente hasta suspender la prednisona mientras tengo este tratamiento), los dos días siguientes del tratamiento no me noté nada (ni efectos secundarios ni nada) pero últimamente estoy notando que tengo fatigas durante todo el día. Por eso quería haceros algunas preguntas.
    
    -¿Es normal esta fatiga?
    -¿Cuándo voy a empezar a notar los efectos del tratamiento?
    -¿Hay alguna recomendación de alimentación con este tratamiento y enfermedad?
    Desde que estoy tomando la prednisona no he probado gota de alcohol, cuando termine con ella (aunque no sea recomendable) en ocasiones especiales y puntuales con este tratamiento, podría consumir alcohol?
    
    Estoy un poco desesperado porque llevo desde noviembre de 2022 estando mal (aunque me diagnosticaron en mayo 2023) y me gustaría por fin dejar la enfermedad en remisión y poder hacer una vida normal.
    
    Gracias a todos, un saludo.

    Buenos días.

    Mi nombre es Juan, tengo 27 años y estoy diagnosticado de colitis ulcerosa desde mayo del año pasado.

    Empecé el tratamiento de melasazina, salofalk y entocord, noté mejoría pero no conseguimos dejar la enfermedad en remisión.

    En octubre inicié un brote, me puse bastante mal y comenzamos un tratamiento con prednisona, empecé con 60mg y con pauta desdendiente. Desde que empecé con la enfermedad ha sido cuando mejor he estado, sin dolores, sin urgencias, sin sangre, 2-3 deposiciones diarias (antes veníamos de más de 15) y todo genial.

    El problema es cuando pasé de 30 a 25mg, empecé a empeorar (volvió la sangre, la urgencia, a veces diarrea) y la doctora ha decidido cambiar de tratamiento por uno biológico. Fleximad. (junto a imurel y septrin)

    El miércoles pasado fue cuando cuando me puse por primera vez el tratamiento en el hospital (además me tiene marcado la médica pauta desdeciente hasta suspender la prednisona mientras tengo este tratamiento), los dos días siguientes del tratamiento no me noté nada (ni efectos secundarios ni nada) pero últimamente estoy notando que tengo fatigas durante todo el día. Por eso quería haceros algunas preguntas.

    -¿Es normal esta fatiga? -¿Cuándo voy a empezar a notar los efectos del tratamiento? -¿Hay alguna recomendación de alimentación con este tratamiento y enfermedad? Desde que estoy tomando la prednisona no he probado gota de alcohol, cuando termine con ella (aunque no sea recomendable) en ocasiones especiales y puntuales con este tratamiento, podría consumir alcohol?

    Estoy un poco desesperado porque llevo desde noviembre de 2022 estando mal (aunque me diagnosticaron en mayo 2023) y me gustaría por fin dejar la enfermedad en remisión y poder hacer una vida normal.

    Gracias a todos, un saludo.

  • Rebeca 3m 1d 17h 14min
    Hola Juan, 
    
    Algunos pacientes con Colitis ulcerosa pueden presentar sensación de excesivo cansancio o fatiga, experimentando una  falta de energía durante su día a día o cansancio continuo  que no  se recupera después de dormir o descansar, condicionando su [calidad de vida](https://telecumple.educainflamatoria.com/calidad); esta fatiga o sensación de excesivo cansancio puede deberse a diversos factores: algunos relacionados con la propia enfermedad (anemia, brote de actividad, etc.), con déficits nutricionales, con la alteración del sueño o con [factores psicológicos](https://educainflamatoria.com/category/bienestar-y-apoyo-emocional/) (miedo a la enfermedad,  estrés, etc.).
    
    Como te indicábamos la fatiga, además de ser un síntoma más de la enfermedad, esta puede verse agravada por el dolor, la falta del sueño, la ansiedad entre otros, por eso para mejorar este síntoma te proponemos: 1)Un adecuado control de la enfermedad, para lo cual es fundamental una correcta adherencia al tratamiento, es decir el cumplimiento del mismo, de acuerdo con la pauta prescrita por tu digestivo. 2) Durante los brotes, la fatiga puede estar causada por la respuesta del cuerpo a la inflamación y la propia enfermedad, por eso a veces no siempre mejora cuando lo hacen síntomas como    la diarrea o el sangrado, y es porque puede seguir la inflamación. 3) La anemia es una complicación común en la EII, puede contribuir a la falta de energía y a la fatiga, por lo que es importante que realices las analíticas de sangre pautas,  para un mejor control y en caso de que aparezca la anemia, si fuera necesario, y siempre bajo prescripción, suplementar hierro. 4) Incluye actividad física en tu rutina diaria, es algo que se puede probar de forma gradual siendo cuidadoso y sin excederse.  Pueden ser actividades sencillas como caminar en lugar de coger el autobús en trayectos cortos. Es importante encontrar el equilibrio entre demasiado ejercicio y acabar exhausto y no hacer lo suficiente. Otra parte importante es el [descaso/sueño](https://educainflamatoria.com/adherencia-y-seguimiento/todo-es-cuestion-de-habito/), debes dormir lo suficiente para conseguir un sueño reparador. 5) La dieta también tiene su papel dentro de las causas de la fatiga, sobre todo si no se reciben la cantidad adecuada de calorías y nutrientes. Por eso es importante llevar una dieta lo más completa y equilibrada posible, no se debe seguir ninguna dieta especial, antes de realizar cualquier tipo de dieta es mejor consultar con el equipo de salud. La dieta siempre debe ser sana, variada y equilibrada. No existe evidencia que indique que un determinado alimento presente un mayor riesgo de brote de la enfermedad, si bien hay algunos pacientes que manifiestan un aumento de síntomas digestivos tras la ingesta de ciertos alimentos, por eso en vez de dietas restrictivas se recomienda que se excluyan temporalmente esos alimentos,  cuando el paciente está en brote (según la clínica) intentamos evitar unos días los alimentos más laxantes hasta que la clínica mejore, pero como te decía  no hay ninguna pauta de retirada de alimentos si el brote es leve ([Dietas y nutrición en EII](https://educainflamatoria.com/dietas-y-nutricion/)). 6) En cuanto a la[ ingesta de alcohol](https://educainflamatoria.com/adherencia-y-seguimiento/todo-es-cuestion-de-habito/), se debe evitar, especialmente, en las etapas de brote de la enfermedad, porque es irritante de la mucosa intestinal. En periodo de remisión se puede tomar, si se tolera bien, pero siempre de manera ocasional y en pequeñas cantidades. 7) En cuanto a su tratamiento la respuesta al Infliximab es habitualmente rápida,  y se suele notar la mejoría después de la segunda dosis, sobre todo en su caso que tiene asociado esteroides, sin embargo, como influye mucho la intensidad de la inflamación y la extensión de la enfermedad, no hay una respuesta concreta para todos los pacientes. De cualquier manera, su digestivo evaluará si ha habido respuesta después de la inducción, que son las 3 primeras dosis, para así plantearse la indicación de mantenimiento. 
    
    Es importante que te dirijas a tu unidad de enfermedad inflamatoria intestinal de tu zona y que puedas consultar todos estos aspectos con tu enfermera o médico de la unidad.
    
    Esperamos haberte sido de ayuda y que pronto tu enfermedad esté controlada, siempre siguiendo las pautas que te ofrezcan en tu unidad de digestivo.
    
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola Juan,

    Algunos pacientes con Colitis ulcerosa pueden presentar sensación de excesivo cansancio o fatiga, experimentando una falta de energía durante su día a día o cansancio continuo que no se recupera después de dormir o descansar, condicionando su calidad de vida; esta fatiga o sensación de excesivo cansancio puede deberse a diversos factores: algunos relacionados con la propia enfermedad (anemia, brote de actividad, etc.), con déficits nutricionales, con la alteración del sueño o con factores psicológicos (miedo a la enfermedad, estrés, etc.).

    Como te indicábamos la fatiga, además de ser un síntoma más de la enfermedad, esta puede verse agravada por el dolor, la falta del sueño, la ansiedad entre otros, por eso para mejorar este síntoma te proponemos: 1)Un adecuado control de la enfermedad, para lo cual es fundamental una correcta adherencia al tratamiento, es decir el cumplimiento del mismo, de acuerdo con la pauta prescrita por tu digestivo. 2) Durante los brotes, la fatiga puede estar causada por la respuesta del cuerpo a la inflamación y la propia enfermedad, por eso a veces no siempre mejora cuando lo hacen síntomas como la diarrea o el sangrado, y es porque puede seguir la inflamación. 3) La anemia es una complicación común en la EII, puede contribuir a la falta de energía y a la fatiga, por lo que es importante que realices las analíticas de sangre pautas, para un mejor control y en caso de que aparezca la anemia, si fuera necesario, y siempre bajo prescripción, suplementar hierro. 4) Incluye actividad física en tu rutina diaria, es algo que se puede probar de forma gradual siendo cuidadoso y sin excederse. Pueden ser actividades sencillas como caminar en lugar de coger el autobús en trayectos cortos. Es importante encontrar el equilibrio entre demasiado ejercicio y acabar exhausto y no hacer lo suficiente. Otra parte importante es el descaso/sueño, debes dormir lo suficiente para conseguir un sueño reparador. 5) La dieta también tiene su papel dentro de las causas de la fatiga, sobre todo si no se reciben la cantidad adecuada de calorías y nutrientes. Por eso es importante llevar una dieta lo más completa y equilibrada posible, no se debe seguir ninguna dieta especial, antes de realizar cualquier tipo de dieta es mejor consultar con el equipo de salud. La dieta siempre debe ser sana, variada y equilibrada. No existe evidencia que indique que un determinado alimento presente un mayor riesgo de brote de la enfermedad, si bien hay algunos pacientes que manifiestan un aumento de síntomas digestivos tras la ingesta de ciertos alimentos, por eso en vez de dietas restrictivas se recomienda que se excluyan temporalmente esos alimentos, cuando el paciente está en brote (según la clínica) intentamos evitar unos días los alimentos más laxantes hasta que la clínica mejore, pero como te decía no hay ninguna pauta de retirada de alimentos si el brote es leve (Dietas y nutrición en EII). 6) En cuanto a la ingesta de alcohol, se debe evitar, especialmente, en las etapas de brote de la enfermedad, porque es irritante de la mucosa intestinal. En periodo de remisión se puede tomar, si se tolera bien, pero siempre de manera ocasional y en pequeñas cantidades. 7) En cuanto a su tratamiento la respuesta al Infliximab es habitualmente rápida, y se suele notar la mejoría después de la segunda dosis, sobre todo en su caso que tiene asociado esteroides, sin embargo, como influye mucho la intensidad de la inflamación y la extensión de la enfermedad, no hay una respuesta concreta para todos los pacientes. De cualquier manera, su digestivo evaluará si ha habido respuesta después de la inducción, que son las 3 primeras dosis, para así plantearse la indicación de mantenimiento.

    Es importante que te dirijas a tu unidad de enfermedad inflamatoria intestinal de tu zona y que puedas consultar todos estos aspectos con tu enfermera o médico de la unidad.

    Esperamos haberte sido de ayuda y que pronto tu enfermedad esté controlada, siempre siguiendo las pautas que te ofrezcan en tu unidad de digestivo.

    Equipo de G-Educainflamatoria