Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Psicología

RFG Depresión

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • M
    María Rosa hace 3 años
    Hola: Llevo más de diez meses con un brote de Crohn que me generò ansiedad y depresiòn.Tomo un Lexatin de 1.5 ,una de Ixia para la tensión y Humira ,
    Necesitaba saber que puedo hacer para aliviar esta situación.

    Hola: Llevo más de diez meses con un brote de Crohn que me generò ansiedad y depresiòn.Tomo un Lexatin de 1.5 ,una de Ixia para la tensión y Humira , Necesitaba saber que puedo hacer para aliviar esta situación.

  • E
    Equipo hace 3 años
    Hola María Rosa,
    
    Un porcentaje importante de pacientes con enfermedad de Crohn presentan alteraciones de tipo ansioso y depresivo en relación con diferentes situaciones como el propio diagnóstico de la enfermedad, la presencia de un brote prolongado o discapacitante, la necesidad de cirugía, etc., condicionando una peor calidad de vida e incluso relacionándose con un empeoramiento de los síntomas físicos.
    El enfrentamiento y tratamiento de estos cuadros ansioso-depresivos es diferente según esté controlada o no la actividad inflamatoria de la enfermedad. Si la ansiedad o la depresión están  relacionados con un brote prolongado y aún no resuelto, el tratamiento debe estar encaminado fundamentalmente a controlar la enfermedad con las distintas opciones terapéuticas o quirúrgicas disponibles, ocupando el tratamiento psicológico o psiquiátrico una función de apoyo o soporte. En esas situaciones, el control de la enfermedad facilita el control de los síntomas psicológicos asociados.
    
    En el caso contrario, cuando la sintomatología psicológica es la fundamental, y aún existiendo síntomas digestivos, estos no se relacionan propiamente con una actividad inflamatoria importante (lo que se puede objetivar con pruebas analíticas, radiológicas o endoscópicas si fuera necesario), el tratamiento psicológico o psiquiátrico es el prioritario, pudiendo ser de ayuda las técnicas de control de estrés y ansiedad, el incremento de la información y del conocimiento de la enfermedad o aspectos relacionados que pueden condicionar miedo o inseguridad, con el fin de aceptar y convivir con una enfermedad crónica.
    Puede haber casos en que mejorar estos aspectos puede ser suficiente; sin embargo,  en otros, puede ser necesario el apoyo o la terapia psicológica. Por otro lado, en caso de procesos más discapacitantes puede ser aconsejable una correcta evaluación psiquiátrica y el tratamiento farmacológico si procede, frecuentemente de manera temporal  y regulado por profesionales de confianza.
    
    Esperamos haberte ayudado.
    
    Un saludo,
    
    Equipo educainflamatoria

    Hola María Rosa,

    Un porcentaje importante de pacientes con enfermedad de Crohn presentan alteraciones de tipo ansioso y depresivo en relación con diferentes situaciones como el propio diagnóstico de la enfermedad, la presencia de un brote prolongado o discapacitante, la necesidad de cirugía, etc., condicionando una peor calidad de vida e incluso relacionándose con un empeoramiento de los síntomas físicos. El enfrentamiento y tratamiento de estos cuadros ansioso-depresivos es diferente según esté controlada o no la actividad inflamatoria de la enfermedad. Si la ansiedad o la depresión están relacionados con un brote prolongado y aún no resuelto, el tratamiento debe estar encaminado fundamentalmente a controlar la enfermedad con las distintas opciones terapéuticas o quirúrgicas disponibles, ocupando el tratamiento psicológico o psiquiátrico una función de apoyo o soporte. En esas situaciones, el control de la enfermedad facilita el control de los síntomas psicológicos asociados.

    En el caso contrario, cuando la sintomatología psicológica es la fundamental, y aún existiendo síntomas digestivos, estos no se relacionan propiamente con una actividad inflamatoria importante (lo que se puede objetivar con pruebas analíticas, radiológicas o endoscópicas si fuera necesario), el tratamiento psicológico o psiquiátrico es el prioritario, pudiendo ser de ayuda las técnicas de control de estrés y ansiedad, el incremento de la información y del conocimiento de la enfermedad o aspectos relacionados que pueden condicionar miedo o inseguridad, con el fin de aceptar y convivir con una enfermedad crónica. Puede haber casos en que mejorar estos aspectos puede ser suficiente; sin embargo, en otros, puede ser necesario el apoyo o la terapia psicológica. Por otro lado, en caso de procesos más discapacitantes puede ser aconsejable una correcta evaluación psiquiátrica y el tratamiento farmacológico si procede, frecuentemente de manera temporal y regulado por profesionales de confianza.

    Esperamos haberte ayudado.

    Un saludo,

    Equipo educainflamatoria