Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Pediatría

ileostomia y deporteileostomia y deporte

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • L
    Lara hace 1 año
    Hola, a mi hijo de 14 años le extirparon el intestino grueso hace unos 2 meses y ahora esta con bolsa. Parece que empieza a adaptarse a ella aunque tiene sus momentos y le cuesta bastante volver a salir con sus amigos, pero entiendo que será cuestión de darle su tiempo porque todavía es todo muy reciente. Siempre ha sido muy deportista, en concreto jugaba a basket y me doy cuenta que dejar los entrenamientos y pensar que no podrá jugar como antes le está doliendo mucho. ¿podrá seguir jugando al basket con la bolsa?, ¿existe algo para proteger el estoma de los golpes?. Estoy segura que volver a su equipo y rutina de entrenamientos mejoraría muchísimo su autoestima. 
    Todo el proceso nos ha pillado de sorpresa, somo novatos en el tema y nos surgen muchas dudas.
    Muchas gracias.

    Hola, a mi hijo de 14 años le extirparon el intestino grueso hace unos 2 meses y ahora esta con bolsa. Parece que empieza a adaptarse a ella aunque tiene sus momentos y le cuesta bastante volver a salir con sus amigos, pero entiendo que será cuestión de darle su tiempo porque todavía es todo muy reciente. Siempre ha sido muy deportista, en concreto jugaba a basket y me doy cuenta que dejar los entrenamientos y pensar que no podrá jugar como antes le está doliendo mucho. ¿podrá seguir jugando al basket con la bolsa?, ¿existe algo para proteger el estoma de los golpes?. Estoy segura que volver a su equipo y rutina de entrenamientos mejoraría muchísimo su autoestima. Todo el proceso nos ha pillado de sorpresa, somo novatos en el tema y nos surgen muchas dudas. Muchas gracias.

  • Rebeca hace 1 año
    Hola Lara, 
    
    En primer lugar, me gustaría enviaros un mensaje de empatía y comprensión por la situación a la que os estáis enfrentando. Hablo en plural porque en este proceso de aceptación y adaptación a una nueva realidad tenéis que pasar tanto vuestro hijo como sus cuidadores. Como en todo proceso cada persona tiene su tiempo y hay que respetar el de cada uno. Tened en cuenta que los procesos de adaptación no son lineales, me refiero a que habrá momentos buenos de avance y otros de retroceso, pero eso es lo normal. 
    
    También es importante tener en cuenta la edad de tu hijo. Está en plena adolescencia que es el periodo evolutivo donde se forma el autoconcepto y la identidad. La adolescencia suele ser de por si algo complicada ya que genera cierta vulnerabilidad que puede verse agravada por un cambio como el que ahora tiene que afrontar. No obstante, la mayoría de los adolescentes tienen recursos suficientes para poder superar este reto y si no fuese así es recomendable solicitar ayuda profesional de un psicólogo. 
    
    Es cierto que la autoestima es importante a cualquier edad y más en estas etapas de la vida donde lo que más preocupa es ser aceptado y no sentirse diferente al grupo de iguales, los amigos. Los cambios en la imagen corporal como es el tener una bolsa de ostomía puede tener un gran impacto al principio, pero la capacidad para minimizarlo va a depender, entre otras cosas, del significado que se le dé. No es lo mismo pensar que por culpa de la bolsa mi vida nunca será como a mí me hubiese gustado a que gracias a la bolsa podré hacer muchísimas cosas y mi calidad de vida mejorará. Esto no es fácil verlo al principio porque ahora todo son cambios y la intervención es muy reciente. 
    
    Suele ser frecuente que al principio las personas se sientan un poco inseguras con la bolsa y surjan ciertos miedos a posibles escapes o a que huela mal. Estos temores pueden hacer que la persona prefiera no salir de casa por miedo a encontrase con una situación embarazosa. Existen algunos recursos como tamaños de bolsas diferentes, fajas que la fijan, bañadores, desodorantes o truquitos como el tipo de alimentación u horarios de comidas. Te recomiendo que lo consultes con la enfermera estomaterapeuta. También podéis encontrar accesorios e información en la página web [Miss Bowel](www.missbowel.com). 
    
    Por otra parte, es conveniente estar preparado para responder a ciertas preguntas que sus amigos le van a hacer. Si responde con normalidad y sin alarmismos los demás así lo van a entender y no le darán importancia. Para ello os recomiendo que practiquéis en casa posibles situaciones y cómo resolverlas. Esto le dará más sensación de control y seguridad en sí mismo. 
    
    Respecto a hacer deporte, tengo que decirte que existen muchos deportistas con bolsa así que seguro que tu hijo podrá volver a jugar a Basket aunque por ahora es mejor ir adaptándose poco a poco. Cuando se sienta seguro y con recursos volverá a jugar al Basket o a lo que él prefiera. 
    A ti como cuidador decirte que lo estás haciendo muy bien buscando respuestas. Mucho ánimo. 
    
    Esperamos haberte ayudado, 
    
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola Lara,

    En primer lugar, me gustaría enviaros un mensaje de empatía y comprensión por la situación a la que os estáis enfrentando. Hablo en plural porque en este proceso de aceptación y adaptación a una nueva realidad tenéis que pasar tanto vuestro hijo como sus cuidadores. Como en todo proceso cada persona tiene su tiempo y hay que respetar el de cada uno. Tened en cuenta que los procesos de adaptación no son lineales, me refiero a que habrá momentos buenos de avance y otros de retroceso, pero eso es lo normal.

    También es importante tener en cuenta la edad de tu hijo. Está en plena adolescencia que es el periodo evolutivo donde se forma el autoconcepto y la identidad. La adolescencia suele ser de por si algo complicada ya que genera cierta vulnerabilidad que puede verse agravada por un cambio como el que ahora tiene que afrontar. No obstante, la mayoría de los adolescentes tienen recursos suficientes para poder superar este reto y si no fuese así es recomendable solicitar ayuda profesional de un psicólogo.

    Es cierto que la autoestima es importante a cualquier edad y más en estas etapas de la vida donde lo que más preocupa es ser aceptado y no sentirse diferente al grupo de iguales, los amigos. Los cambios en la imagen corporal como es el tener una bolsa de ostomía puede tener un gran impacto al principio, pero la capacidad para minimizarlo va a depender, entre otras cosas, del significado que se le dé. No es lo mismo pensar que por culpa de la bolsa mi vida nunca será como a mí me hubiese gustado a que gracias a la bolsa podré hacer muchísimas cosas y mi calidad de vida mejorará. Esto no es fácil verlo al principio porque ahora todo son cambios y la intervención es muy reciente.

    Suele ser frecuente que al principio las personas se sientan un poco inseguras con la bolsa y surjan ciertos miedos a posibles escapes o a que huela mal. Estos temores pueden hacer que la persona prefiera no salir de casa por miedo a encontrase con una situación embarazosa. Existen algunos recursos como tamaños de bolsas diferentes, fajas que la fijan, bañadores, desodorantes o truquitos como el tipo de alimentación u horarios de comidas. Te recomiendo que lo consultes con la enfermera estomaterapeuta. También podéis encontrar accesorios e información en la página web Miss Bowel.

    Por otra parte, es conveniente estar preparado para responder a ciertas preguntas que sus amigos le van a hacer. Si responde con normalidad y sin alarmismos los demás así lo van a entender y no le darán importancia. Para ello os recomiendo que practiquéis en casa posibles situaciones y cómo resolverlas. Esto le dará más sensación de control y seguridad en sí mismo.

    Respecto a hacer deporte, tengo que decirte que existen muchos deportistas con bolsa así que seguro que tu hijo podrá volver a jugar a Basket aunque por ahora es mejor ir adaptándose poco a poco. Cuando se sienta seguro y con recursos volverá a jugar al Basket o a lo que él prefiera. A ti como cuidador decirte que lo estás haciendo muy bien buscando respuestas. Mucho ánimo.

    Esperamos haberte ayudado,

    Equipo de G-Educainflamatoria