Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Nutrición

HIPERTRIGLICERIDEMIA

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • J
    JESUS 5y 6m 2w 20h 8min 52s
    Tengo 55 años. Soy enfermo de Crohn desde hace 30 años, he tenido un par de resecciones al principio...pero luego la cosa se calmo y lo lleva bastante bien. Tomo imurel desde hace un año. Mis analiticas van bien...salvo los trigliceridos siempre los tengo altos entre 200 y 300 (el colesterol bueno... un poco bajo tambien), mi indice de masa corporal es correcto ( 77 kg/ 1, 80 cm), hago ejercicio regularmente, como practicamente de todo pero con prudencia, no fumo, apenas tomo alcohol (vino) y no tengo casos de hipertrigliceridemia en la familia. Me podeis dar algún consejo para intentar mejorar estos niveles de trigliceridos....gracias, un saludo

    Tengo 55 años. Soy enfermo de Crohn desde hace 30 años, he tenido un par de resecciones al principio...pero luego la cosa se calmo y lo lleva bastante bien. Tomo imurel desde hace un año. Mis analiticas van bien...salvo los trigliceridos siempre los tengo altos entre 200 y 300 (el colesterol bueno... un poco bajo tambien), mi indice de masa corporal es correcto ( 77 kg/ 1, 80 cm), hago ejercicio regularmente, como practicamente de todo pero con prudencia, no fumo, apenas tomo alcohol (vino) y no tengo casos de hipertrigliceridemia en la familia. Me podeis dar algún consejo para intentar mejorar estos niveles de trigliceridos....gracias, un saludo

  • Rebeca 4y 7m 3w 4d 21h 34min 51s
    Hola Jesús,
    
    El aumento en la cifra de triglicéridos en principio no está relacionado con la enfermedad de Crohn ni con el tratamiento actual que llevas, así que los consejos son similares a los de la población general. Es recomendable mantener sus niveles en rangos normales (menor de 150mg/dl). Se recomienda seguir una alimentación baja en grasas saturadas (evitar productos de origen animal como mantequilla, nata, carnes grasas, lácteos enteros y algunos de origen vegetal como el aceite de coco o palma, a veces utilizado en repostería industrial). En su lugar, se recomiendan alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, como el aceite de oliva y aquellos en los que predominen los ácidos grasos omega-3, como los pescados azules (sardina, caballa, atún, bonito, pez espada, salmón, arenque, boquerones, jurel, etc.), o las nueces. También es recomendable el consumo de carnes magras, aves (sin piel), quesos bajos en grasa, leches y yogures totalmente desnatados.
    
    Se deben incorporar al menos cinco raciones al día de frutas y verduras, ya que son una buena fuente de fibra y antioxidantes naturales. Las legumbres también son un buen recurso porque son pobres en grasas, aportan proteínas vegetales de mediano valor biológico, hidratos de carbono complejos y fibra soluble.
    
    Por otro lado, es aconsejable evitar los azúcares simples (azúcar, miel, bebidas azucaradas y refrescos), la fructosa y, sobre todo, el alcohol, pues todos ellos aumentan la síntesis hepática de triglicéridos. Hay que tener en cuenta que pequeñas cantidades de alcohol pueden elevar el nivel de triglicéridos significativamente.
    
    En resumen, para mejorar nuestros niveles de triglicéridos es fundamental optar por estilo de vida saludable, que incluya una dieta adecuada, dejar de fumar y hacer ejercicio regularmente, al menos 20 a 30 minutos de ejercicio aeróbico (caminar, correr, nadar o montar en bicicleta) tres veces a la semana. Además, hay que perder peso en caso de obesidad o sobrepeso y controlar la diabetes si está presente.
    
    Te recomendamos que sigas un control por tu médico de atención primaria, para vigilar las cifras de triglicéridos y valorar, en caso de que no haya una respuesta adecuada a dieta y ejercicio, la necesidad de un tratamiento farmacológico.
    
    Esperamos haberte ayudado,
    
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola Jesús,

    El aumento en la cifra de triglicéridos en principio no está relacionado con la enfermedad de Crohn ni con el tratamiento actual que llevas, así que los consejos son similares a los de la población general. Es recomendable mantener sus niveles en rangos normales (menor de 150mg/dl). Se recomienda seguir una alimentación baja en grasas saturadas (evitar productos de origen animal como mantequilla, nata, carnes grasas, lácteos enteros y algunos de origen vegetal como el aceite de coco o palma, a veces utilizado en repostería industrial). En su lugar, se recomiendan alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, como el aceite de oliva y aquellos en los que predominen los ácidos grasos omega-3, como los pescados azules (sardina, caballa, atún, bonito, pez espada, salmón, arenque, boquerones, jurel, etc.), o las nueces. También es recomendable el consumo de carnes magras, aves (sin piel), quesos bajos en grasa, leches y yogures totalmente desnatados.

    Se deben incorporar al menos cinco raciones al día de frutas y verduras, ya que son una buena fuente de fibra y antioxidantes naturales. Las legumbres también son un buen recurso porque son pobres en grasas, aportan proteínas vegetales de mediano valor biológico, hidratos de carbono complejos y fibra soluble.

    Por otro lado, es aconsejable evitar los azúcares simples (azúcar, miel, bebidas azucaradas y refrescos), la fructosa y, sobre todo, el alcohol, pues todos ellos aumentan la síntesis hepática de triglicéridos. Hay que tener en cuenta que pequeñas cantidades de alcohol pueden elevar el nivel de triglicéridos significativamente.

    En resumen, para mejorar nuestros niveles de triglicéridos es fundamental optar por estilo de vida saludable, que incluya una dieta adecuada, dejar de fumar y hacer ejercicio regularmente, al menos 20 a 30 minutos de ejercicio aeróbico (caminar, correr, nadar o montar en bicicleta) tres veces a la semana. Además, hay que perder peso en caso de obesidad o sobrepeso y controlar la diabetes si está presente.

    Te recomendamos que sigas un control por tu médico de atención primaria, para vigilar las cifras de triglicéridos y valorar, en caso de que no haya una respuesta adecuada a dieta y ejercicio, la necesidad de un tratamiento farmacológico.

    Esperamos haberte ayudado,

    Equipo de G-Educainflamatoria