Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Ginecología

Embarazo y CU activa

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • H
    Helena hace 1 mes
    Hola
    Estoy embarazada de 6semanas y con CU afeccion en el recto activa. Tengo dolor abdominal diferente a otros brotes, incluso cuando he ido a nadar. Suelo tener muchos dolores menstruales estando también en remisión. No sé si podría ser inflamación pélvica y no por la colitis. Tengo útero en retroversión. Puede influir esto en los dolores? Gracias

    Hola Estoy embarazada de 6semanas y con CU afeccion en el recto activa. Tengo dolor abdominal diferente a otros brotes, incluso cuando he ido a nadar. Suelo tener muchos dolores menstruales estando también en remisión. No sé si podría ser inflamación pélvica y no por la colitis. Tengo útero en retroversión. Puede influir esto en los dolores? Gracias

  • R
    Rebeca hace 1 mes
    Hola Lena,
    
    Las primeras semanas de embarazo es habitual sentir molestias a nivel pélvico, similares al dolor premenstrual y sin llegar a ser de la misma intensidad que durante la menstruación. Estas molestias suelen ser debidas a la distensión que comienza a producirse en el útero como consecuencia del embarazo, comenzando a aumentar su tamaño y tensionando ligeramente los ligamentos que lo sujetan en la pelvis. En general son dolores pélvicos de baja intensidad, no asociados a ninguna clínica gastrointestinal y que remiten de forma espontánea a medida que avanza el primer trimestre de gestación. En mujeres con embarazos previos pueden sentirse de forma más notable y habitualmente son de características mecánicas, esto es, aumentan con los cambios de postura (por ejemplo al levantarse de la cama o de una silla) e incluso al caminar, cediendo con el reposo durante unos minutos.
    
    En lo que respecta a la posición del útero en retroversión, es verdad que se suele asociar con menstruaciones más dolorosas (incluso relaciones sexuales a veces molestas) pero esta posición se corrige a medida que el útero aumenta su tamaño durante el embarazo, adoptando una posición más vertical. 
    
    Nuestro consejo es que si observas clínica similar a la de brotes previos, o presentas clínica intestinal (rectorragias, diarrea u otros) asociada a dolor abdominal intenso que no mejora tras las primeras semanas de embarazo consultes con tu especialista en enfermedad inflamatoria intestinal (EII), puesto que al quedarte embarazada durante enfermedad activa existe un riesgo aumentado de presentar un brote de la enfermedad especialmente en el primer trimestre. 
    
    Esperamos haberte ayudado,
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola Lena,

    Las primeras semanas de embarazo es habitual sentir molestias a nivel pélvico, similares al dolor premenstrual y sin llegar a ser de la misma intensidad que durante la menstruación. Estas molestias suelen ser debidas a la distensión que comienza a producirse en el útero como consecuencia del embarazo, comenzando a aumentar su tamaño y tensionando ligeramente los ligamentos que lo sujetan en la pelvis. En general son dolores pélvicos de baja intensidad, no asociados a ninguna clínica gastrointestinal y que remiten de forma espontánea a medida que avanza el primer trimestre de gestación. En mujeres con embarazos previos pueden sentirse de forma más notable y habitualmente son de características mecánicas, esto es, aumentan con los cambios de postura (por ejemplo al levantarse de la cama o de una silla) e incluso al caminar, cediendo con el reposo durante unos minutos.

    En lo que respecta a la posición del útero en retroversión, es verdad que se suele asociar con menstruaciones más dolorosas (incluso relaciones sexuales a veces molestas) pero esta posición se corrige a medida que el útero aumenta su tamaño durante el embarazo, adoptando una posición más vertical.

    Nuestro consejo es que si observas clínica similar a la de brotes previos, o presentas clínica intestinal (rectorragias, diarrea u otros) asociada a dolor abdominal intenso que no mejora tras las primeras semanas de embarazo consultes con tu especialista en enfermedad inflamatoria intestinal (EII), puesto que al quedarte embarazada durante enfermedad activa existe un riesgo aumentado de presentar un brote de la enfermedad especialmente en el primer trimestre.

    Esperamos haberte ayudado, Equipo de G-Educainflamatoria