Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Enfermedad de Crohn

Usuario TM10 (Gmail): Consejos sobre Enfermedad de Crohn

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • Rebeca 4y 6m 1w 4d 16h 8min 5s
    Hola,
    
    Recientemente me han diagnosticado la enfermedad de Crohn. Ya he acudido a un médico y me ha recetado predipsona durante dos meses para reducir la inflamación; luego ya se vería como mantener esa inflamación a , ya que el origen seguiría siendo desconocido. Por otra parte, la enfermedad no está muy avanzada. Los únicos síntomas son, disculpad que sea explícito, irregularidad en el baño, consistencia variable, ligeras molestias y moco. Me gustaría pediros consejo con dos cosas, ambas relacionadas con el tratamiento.
    
    La primera es acerca de la evolución de la enfermedad. Ya me imagino que tener el intestino inflamado no es algo bueno a largo plazo, pero ¿cómo de malo es? He recibido opiniones contrarias al respecto, algunos médicos me han dicho que mejora con el tiempo, otros que empeora y que puede que acabe con dolores intensos, en el hospital y que incluso pueda llegar a necesitar cirugía.
    
    La segunda es acerca del tratamiento. He estado buscando información acerca del tema, y he encontrado que las posibles causas o desencadenantes van desde aditivos en la comida hasta estrés o ansiedad. Después de leer esto, no me parecería nada extraño que algunas inflamaciones crónicas en el intestino puedan tener su desencadenante en algo que esté en los alimentos. A varios médicos les he preguntado si la dieta puede ser la causa o desencadenante y todos me han dicho rotundamente que no, lo cual me parece una negación difícil de demostrar; otra cosa es que no se haya encontrado correlación entre dieta y enfermedad. Es por eso que me parece un poco que con unos síntomas tan ligeros y de buenas a primeras se me recete con predipsona, teniendo en cuenta todos los efectos secundarios que tiene el fármaco. Según el prospecto y con una probabilidad de entre un uno y un diez por ciento, osteoporosis, impotencia sexual, glaucoma, atrofia muscular, depresión y aumento del azúcar en sangre que puede desencadenar en diabetes, entre otros. ¿No tendría más sentido tratar de establecer qué me causa la inflamación, ejemplo de los aditivos y su eliminación en la dieta, y así no tener que bajar la inflamación por la ? O en caso de tener que usar fármacos, ¿empezar con uno menos potente?
    
    Un saludo y gracias.

    Hola,

    Recientemente me han diagnosticado la enfermedad de Crohn. Ya he acudido a un médico y me ha recetado predipsona durante dos meses para reducir la inflamación; luego ya se vería como mantener esa inflamación a , ya que el origen seguiría siendo desconocido. Por otra parte, la enfermedad no está muy avanzada. Los únicos síntomas son, disculpad que sea explícito, irregularidad en el baño, consistencia variable, ligeras molestias y moco. Me gustaría pediros consejo con dos cosas, ambas relacionadas con el tratamiento.

    La primera es acerca de la evolución de la enfermedad. Ya me imagino que tener el intestino inflamado no es algo bueno a largo plazo, pero ¿cómo de malo es? He recibido opiniones contrarias al respecto, algunos médicos me han dicho que mejora con el tiempo, otros que empeora y que puede que acabe con dolores intensos, en el hospital y que incluso pueda llegar a necesitar cirugía.

    La segunda es acerca del tratamiento. He estado buscando información acerca del tema, y he encontrado que las posibles causas o desencadenantes van desde aditivos en la comida hasta estrés o ansiedad. Después de leer esto, no me parecería nada extraño que algunas inflamaciones crónicas en el intestino puedan tener su desencadenante en algo que esté en los alimentos. A varios médicos les he preguntado si la dieta puede ser la causa o desencadenante y todos me han dicho rotundamente que no, lo cual me parece una negación difícil de demostrar; otra cosa es que no se haya encontrado correlación entre dieta y enfermedad. Es por eso que me parece un poco que con unos síntomas tan ligeros y de buenas a primeras se me recete con predipsona, teniendo en cuenta todos los efectos secundarios que tiene el fármaco. Según el prospecto y con una probabilidad de entre un uno y un diez por ciento, osteoporosis, impotencia sexual, glaucoma, atrofia muscular, depresión y aumento del azúcar en sangre que puede desencadenar en diabetes, entre otros. ¿No tendría más sentido tratar de establecer qué me causa la inflamación, ejemplo de los aditivos y su eliminación en la dieta, y así no tener que bajar la inflamación por la ? O en caso de tener que usar fármacos, ¿empezar con uno menos potente?

    Un saludo y gracias.

  • Rebeca 4y 6m 1w 4d 16h 7min 48s
    Hola UsuarioTM10,
    
    En cuanto a tus dudas sobre el origen de la enfermedad, hoy en día sabemos que la enfermedad se origina por la interacción de varios factores. Ciertos factores ambientales actuando muchas veces sobre individuos con cierta predisposición genética a padecer la enfermedad, condicionan una serie de cambios en la microbiota (flora) intestinal que alteran la respuesta inmunitaria. Se desarrolla una respuesta inmune anómala, descontrolada que condiciona una inflamación continua.
    Una vez que esta alteración de la respuesta inmune se ha establecido, ya no importan los factores ambientales que la han favorecido, se hace independiente de esos factores y en muchos pacientes puede condicionar una situación crónica de inflamación que es la causante de la clínica y la evolución de la enfermedad en estos pacientes.
    
    Entre los factores ambientales que se relacionan con el desarrollo de la enfermedad se encuentran, el tabaco, las infecciones, algunos fármacos, estrés, dieta, etc., pudiendo incluso contribuir varios factores ambientales en su desarrollo. Las dietas ricas en azucares, hidratos de carbono refinados y bajas en fibra se han relacionado con la enfermedad por ejemplo.
    
    No es solo el factor dietético, sino que es una suma de factores sobre individuos predispuestos y una vez la enfermedad se desarrollada, la respuesta inmune alterada sigue respondiendo de manera alterada independientemente de los factores iniciales que condicionaron esa respuesta. Por eso, aunque aconsejamos seguir una dieta meditarrenea, que es la mejor opción para prevención de enfermedades, la enfermedad va a seguir su curso independientemente de que ahora se realice una dieta sana.
    
    En cuanto a la inflamación intestinal, lógicamente como bien dices es mejor no tenerla que tenerla, pero la inflamación es variable para cada enfermo, hay pacientes donde la inflamación es de alto grado y condiciona importantes complicaciones en el paciente que presenta un curso evolutivo “de riesgo” y otros pacientes en cambio, presentan una inflamación muy leve que condiciona una enfermedad con un curso evolutivo muy lento o incluso imperceptible y en la que es poco frecuente que se presenten complicaciones.
    
    En cada paciente encontramos una serie de factores como la edad, la localización de la enfermedad, la extensión en el momento de su debut, la presencia de fístulas o estrecheces en el debut, etc. que nos ayudan a “predecir” qué pacientes pueden presentar una evolución lenta o por el contrario quienes pueden complicarse en poco tiempo y precisar cirugía intestinal.
    
    Lógicamente este grupo de pacientes donde es previsible un curso complicado, serán pacientes susceptibles de un tratamiento de mantenimiento y de tratamientos inmunosupresores o biológicos.
    Tu medico valorara la presencia de estos factores y te recomendará la mejor opción de tratamiento según sea el caso.
    
    En general, los corticoides solo los utilizamos en periodos cortos de tiempo nunca como tratamiento continuo o de mantenimiento, porque como bien dices tienen muchos efectos secundarios. En periodos cortos de tiempo, los riesgos son asumibles y son tratamientos muy efectivos para el control de los síntomas. Si tu medico considera necesario que lleves un medicamento de mantenimiento o de manera continua para controlar tu enfermedad, nunca elegirá un corticoide sino un tratamiento de otro grupo.
    
    Esperamos haberte ayudado,
    
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola UsuarioTM10,

    En cuanto a tus dudas sobre el origen de la enfermedad, hoy en día sabemos que la enfermedad se origina por la interacción de varios factores. Ciertos factores ambientales actuando muchas veces sobre individuos con cierta predisposición genética a padecer la enfermedad, condicionan una serie de cambios en la microbiota (flora) intestinal que alteran la respuesta inmunitaria. Se desarrolla una respuesta inmune anómala, descontrolada que condiciona una inflamación continua. Una vez que esta alteración de la respuesta inmune se ha establecido, ya no importan los factores ambientales que la han favorecido, se hace independiente de esos factores y en muchos pacientes puede condicionar una situación crónica de inflamación que es la causante de la clínica y la evolución de la enfermedad en estos pacientes.

    Entre los factores ambientales que se relacionan con el desarrollo de la enfermedad se encuentran, el tabaco, las infecciones, algunos fármacos, estrés, dieta, etc., pudiendo incluso contribuir varios factores ambientales en su desarrollo. Las dietas ricas en azucares, hidratos de carbono refinados y bajas en fibra se han relacionado con la enfermedad por ejemplo.

    No es solo el factor dietético, sino que es una suma de factores sobre individuos predispuestos y una vez la enfermedad se desarrollada, la respuesta inmune alterada sigue respondiendo de manera alterada independientemente de los factores iniciales que condicionaron esa respuesta. Por eso, aunque aconsejamos seguir una dieta meditarrenea, que es la mejor opción para prevención de enfermedades, la enfermedad va a seguir su curso independientemente de que ahora se realice una dieta sana.

    En cuanto a la inflamación intestinal, lógicamente como bien dices es mejor no tenerla que tenerla, pero la inflamación es variable para cada enfermo, hay pacientes donde la inflamación es de alto grado y condiciona importantes complicaciones en el paciente que presenta un curso evolutivo “de riesgo” y otros pacientes en cambio, presentan una inflamación muy leve que condiciona una enfermedad con un curso evolutivo muy lento o incluso imperceptible y en la que es poco frecuente que se presenten complicaciones.

    En cada paciente encontramos una serie de factores como la edad, la localización de la enfermedad, la extensión en el momento de su debut, la presencia de fístulas o estrecheces en el debut, etc. que nos ayudan a “predecir” qué pacientes pueden presentar una evolución lenta o por el contrario quienes pueden complicarse en poco tiempo y precisar cirugía intestinal.

    Lógicamente este grupo de pacientes donde es previsible un curso complicado, serán pacientes susceptibles de un tratamiento de mantenimiento y de tratamientos inmunosupresores o biológicos. Tu medico valorara la presencia de estos factores y te recomendará la mejor opción de tratamiento según sea el caso.

    En general, los corticoides solo los utilizamos en periodos cortos de tiempo nunca como tratamiento continuo o de mantenimiento, porque como bien dices tienen muchos efectos secundarios. En periodos cortos de tiempo, los riesgos son asumibles y son tratamientos muy efectivos para el control de los síntomas. Si tu medico considera necesario que lleves un medicamento de mantenimiento o de manera continua para controlar tu enfermedad, nunca elegirá un corticoide sino un tratamiento de otro grupo.

    Esperamos haberte ayudado,

    Equipo de G-Educainflamatoria