Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Enfermedad de Crohn

Humira y tatuaje

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • S
    [email protected] 2y 9m 4w 21h 12min 53s
    Buenos días,
    llevo unos años en tratamiento con Humira pprque tengo Crohn. La enfermedad está bien controlada. ¿Puedo tatuarme? ¿Tengo algún riesgo añadido?

    Buenos días, llevo unos años en tratamiento con Humira pprque tengo Crohn. La enfermedad está bien controlada. ¿Puedo tatuarme? ¿Tengo algún riesgo añadido?

  • Rebeca 2y 6m 2w 6d 20h 11min
    Hola Scoby,
    
    Los tatuajes, siempre que se realicen con las precauciones pertinentes (en las condiciones higiénicas adecuadas y con instrumental y productos esterilizados), tienen pocas complicaciones en general. Los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal en tratamiento con inmunosupresores o fármacos biológicos (como es el caso de Humira) tienen un riesgo ligeramente superior de padecer infecciones respecto a la población sana, pero acudiendo a un sitio de confianza que garantice su realización por profesionales y con medidas de asepsia adecuadas, podemos decir que tendrán complicaciones similares a las de la población general (infecciones o reacciones alérgicas localizadas, que suceden con baja frecuencia). Es muy importante seguir las recomendaciones de cuidados/curas posteriores a la realización del tatuaje.
    
    Hay que añadir que las enfermedades cutáneas como la psoriasis o el pioderma gangrenoso que padecen algunos pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, pueden empeorar tras la realización de un tatuaje. Tampoco es aconsejable hacerse un tatuaje sobre una peca o, en el caso de mujeres jóvenes, hacerlo sobre la columna lumbar (área de inyección de la anestesia epidural en un parto). En general, aunque la evidencia científica no determina exactamente el riesgo, la punción sobre una zona tatuada puede movilizar pigmentos que pueden causar complicaciones al pasar al torrente sanguíneo.
    
    Esperamos haberte ayudado, 
    
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola Scoby,

    Los tatuajes, siempre que se realicen con las precauciones pertinentes (en las condiciones higiénicas adecuadas y con instrumental y productos esterilizados), tienen pocas complicaciones en general. Los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal en tratamiento con inmunosupresores o fármacos biológicos (como es el caso de Humira) tienen un riesgo ligeramente superior de padecer infecciones respecto a la población sana, pero acudiendo a un sitio de confianza que garantice su realización por profesionales y con medidas de asepsia adecuadas, podemos decir que tendrán complicaciones similares a las de la población general (infecciones o reacciones alérgicas localizadas, que suceden con baja frecuencia). Es muy importante seguir las recomendaciones de cuidados/curas posteriores a la realización del tatuaje.

    Hay que añadir que las enfermedades cutáneas como la psoriasis o el pioderma gangrenoso que padecen algunos pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, pueden empeorar tras la realización de un tatuaje. Tampoco es aconsejable hacerse un tatuaje sobre una peca o, en el caso de mujeres jóvenes, hacerlo sobre la columna lumbar (área de inyección de la anestesia epidural en un parto). En general, aunque la evidencia científica no determina exactamente el riesgo, la punción sobre una zona tatuada puede movilizar pigmentos que pueden causar complicaciones al pasar al torrente sanguíneo.

    Esperamos haberte ayudado,

    Equipo de G-Educainflamatoria