Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Enfermedad de Crohn

boxeo

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • M
    Mario 6y 2m 1w 1d 4min 37s
    estoy pensando en cambiar de deporte(dado que el fitness,el levantamienyo de pesas parece ser que no me sienta nada bien) y empezar a practicar boxeo. Mi duda es si ese deporte seria contraproducente para una persona con esta enfermedad. He intentado buscar algun referente, pero no he sido capaz de encontrar nadie, de ahi mis dudas sobre empezar a practicar o no. Gracias

    estoy pensando en cambiar de deporte(dado que el fitness,el levantamienyo de pesas parece ser que no me sienta nada bien) y empezar a practicar boxeo. Mi duda es si ese deporte seria contraproducente para una persona con esta enfermedad. He intentado buscar algun referente, pero no he sido capaz de encontrar nadie, de ahi mis dudas sobre empezar a practicar o no. Gracias

  • E
    Equipo 6y 1m 4w 5h 45min 17s
    Hola Mario, 
    En relación a tu pregunta, comentarte que el ejercicio tiene numerosos efectos beneficiosos (1) como el aumento de la densidad mineral ósea, de la masa muscular, de la capacidad funcional, mejora de la calidad de vida e incluso se ha asociado con una reducción del 20-25% del cáncer colorrectal. En la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es frecuente la presencia de una densidad mineral ósea disminuida (osteoporosis) y de una atrofia muscular debida a los periodos de actividad de la enfermedad por el mismo proceso inflamatorio o por la inactividad. Por todo ello los efectos del ejercicio son especialmente relevantes en la EII. 
    
    Es cierto que la EII limita la capacidad para hacer ejercicio, en un estudio reciente (2) hasta un 44% de los pacientes reconocen que la enfermedad les impide realizarlo por muchos motivos: dolores articulares, cansancio, debilidad…y esto es especialmente cierto en los periodos de brote, sobre todo si es importante. 
    
    También es cierto que como en tu caso, algunos pacientes notan que les empeora los síntomas de la enfermedad. Así, en una encuesta británica, el 23% describían esta situación. Sin embargo, en la misma encuesta hasta un 72% notaba que el ejercicio les mejoraba los síntomas (3).
    
    Por otro lado, el ejercicio de moderada intensidad (40-60% VO2 máximo) aumenta la calidad de vida de los pacientes con EII e incluso disminuye la probabilidad de nuevos brotes en un 30% aproximadamente. Por tanto, parece recomendable siempre que no exista una actividad marcada de la enfermedad. El ejercicio de alta intensidad no está suficientemente evaluado en la EII tanto en seguridad como los posibles beneficios.
    En cuanto al tipo de deporte evaluado en los estudios casi siempre es carrera continua, ciclismo o diferentes ejercicios en gimnasio. Sin embargo, el caso particular del boxeo no está evaluado. Se podría calcular el consumo de oxígeno que representa para calcular la intensidad del ejercicio y comparar con los ya publicados.
    
    Por tanto, y resumiendo la contestación el ejercicio en condiciones de inactividad o actividad leve de la enfermedad es claramente beneficioso, aunque desconocemos el efecto de muchos deportes en concreto y sobre todo de la seguridad o beneficio del deporte de alta intensidad.
    
    1. Engels M, Cross RK, Long MD. Exercise in patients with inflammatory bowel diseases: current perspectives. Clinical and experimental gastroenterology. 2018;11:1-11. 10.2147/ceg.S120816  29317842
    
    2. DeFilippis EM, Tabani S, Warren RU, Christos PJ, Bosworth BP, Scherl EJ. Exercise and Self-Reported Limitations in Patients with Inflammatory Bowel Disease. Digestive diseases and sciences. 2016;61(1):215-20. 10.1007/s10620-015-3832-4  26254773
    
    3. Chan D, Robbins H, Rogers S, Clark S, Poullis A. Inflammatory bowel disease and exercise: results of a Crohn's and Colitis UK survey. Frontline gastroenterology. 2014;5(1):44-8. 10.1136/flgastro-2013-100339  28839750
    
    Esperamos haberte ayudado, 
    
    Unidad de EII. Salamanca

    Hola Mario, En relación a tu pregunta, comentarte que el ejercicio tiene numerosos efectos beneficiosos (1) como el aumento de la densidad mineral ósea, de la masa muscular, de la capacidad funcional, mejora de la calidad de vida e incluso se ha asociado con una reducción del 20-25% del cáncer colorrectal. En la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es frecuente la presencia de una densidad mineral ósea disminuida (osteoporosis) y de una atrofia muscular debida a los periodos de actividad de la enfermedad por el mismo proceso inflamatorio o por la inactividad. Por todo ello los efectos del ejercicio son especialmente relevantes en la EII.

    Es cierto que la EII limita la capacidad para hacer ejercicio, en un estudio reciente (2) hasta un 44% de los pacientes reconocen que la enfermedad les impide realizarlo por muchos motivos: dolores articulares, cansancio, debilidad…y esto es especialmente cierto en los periodos de brote, sobre todo si es importante.

    También es cierto que como en tu caso, algunos pacientes notan que les empeora los síntomas de la enfermedad. Así, en una encuesta británica, el 23% describían esta situación. Sin embargo, en la misma encuesta hasta un 72% notaba que el ejercicio les mejoraba los síntomas (3).

    Por otro lado, el ejercicio de moderada intensidad (40-60% VO2 máximo) aumenta la calidad de vida de los pacientes con EII e incluso disminuye la probabilidad de nuevos brotes en un 30% aproximadamente. Por tanto, parece recomendable siempre que no exista una actividad marcada de la enfermedad. El ejercicio de alta intensidad no está suficientemente evaluado en la EII tanto en seguridad como los posibles beneficios. En cuanto al tipo de deporte evaluado en los estudios casi siempre es carrera continua, ciclismo o diferentes ejercicios en gimnasio. Sin embargo, el caso particular del boxeo no está evaluado. Se podría calcular el consumo de oxígeno que representa para calcular la intensidad del ejercicio y comparar con los ya publicados.

    Por tanto, y resumiendo la contestación el ejercicio en condiciones de inactividad o actividad leve de la enfermedad es claramente beneficioso, aunque desconocemos el efecto de muchos deportes en concreto y sobre todo de la seguridad o beneficio del deporte de alta intensidad.

    1. Engels M, Cross RK, Long MD. Exercise in patients with inflammatory bowel diseases: current perspectives. Clinical and experimental gastroenterology. 2018;11:1-11. 10.2147/ceg.S120816 29317842

    2. DeFilippis EM, Tabani S, Warren RU, Christos PJ, Bosworth BP, Scherl EJ. Exercise and Self-Reported Limitations in Patients with Inflammatory Bowel Disease. Digestive diseases and sciences. 2016;61(1):215-20. 10.1007/s10620-015-3832-4 26254773

    3. Chan D, Robbins H, Rogers S, Clark S, Poullis A. Inflammatory bowel disease and exercise: results of a Crohn's and Colitis UK survey. Frontline gastroenterology. 2014;5(1):44-8. 10.1136/flgastro-2013-100339 28839750

    Esperamos haberte ayudado,

    Unidad de EII. Salamanca