Foro

Foro de pacientes

Pregunta

Publicado en categoria Colitis Ulcerosa

CU y relaciones sexuales...

A 0 personas le han resultado útil esta pregunta.
  • G
    Gabs 5y 2m 10h 24min 34s
    Hola! Quiero hacer una pregunta sobre la relación entre un brote de CU y dolor muy molesto durante las RRSS... Justo lo he hablado hoy con mi ginecóloga y me dijo que es muy probable que el dolor tan fuerte se relacione con el brote. A alguien más le ocurre algo similar? Consejo?  Opiniones? 
    Muchísimas gracias

    Hola! Quiero hacer una pregunta sobre la relación entre un brote de CU y dolor muy molesto durante las RRSS... Justo lo he hablado hoy con mi ginecóloga y me dijo que es muy probable que el dolor tan fuerte se relacione con el brote. A alguien más le ocurre algo similar? Consejo? Opiniones? Muchísimas gracias

  • E
    Equipo 5y 3w 4d 19h 18min 28s
    Hola Gabs, 
    
    En relación a tu consulta, comentarte que la  colitis ulcerosa es un trastorno crónico, de curso cíclico y fluctuante que puede afectar las distintas esferas psicosociales de los pacientes y en ocasiones alterar la función sexual. Hasta un 50% de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal reconocen que la enfermedad afecta negativamente a sus relaciones,  con un impacto aún mayor entre las mujeres que entre los varones, sobre todo durante los brotes de actividad. 
    
    La alteración de la función sexual puede estar relacionada con factores derivados de la propia enfermedad, como el cansancio, la diarrea o el dolor abdominal o factores psicológicos, como problemas de autoestima, ansiedad o depresión.
    
    En cuanto a los fármacos, se han descrito alteraciones de la función sexual con los corticoides , paro no con el resto de los fármacos y la mejoría clínica debida al tratamiento contribuye a una mejora de la imagen corporal y de la energía que puede mejorar la función sexual.
    
    Si la alteración sexual está relacionada con el brote o la actividad de la enfermedad, el tratamiento de la misma suele normalizar la función sexual.
    No obstante, la mayoría de alteraciones son de causa psicológica, por problemas de imagen corporal y autoestima o por síntomas depresivos asociados a la enfermedad, que en algunos casos pueden precisar de ayuda especializada.
    
    La clave para una buena relación es la comunicación y la confianza. Cuando la enfermedad aparece en un paciente con pareja que ha vivido el proceso de la enfermedad, probablemente es más fácil de asimilar. Sin embargo, hay que recordar que, además de los propios miedos, las parejas también tienen sus dudas y desconfianzas y precisan tanta ayuda como la que dan. Hablar es la mejor forma de solucionar los problemas y normalizar las relaciones.
    
    Esperamos haberte ayudado, 
    
    Equipo de G-Educainflamatoria

    Hola Gabs,

    En relación a tu consulta, comentarte que la colitis ulcerosa es un trastorno crónico, de curso cíclico y fluctuante que puede afectar las distintas esferas psicosociales de los pacientes y en ocasiones alterar la función sexual. Hasta un 50% de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal reconocen que la enfermedad afecta negativamente a sus relaciones, con un impacto aún mayor entre las mujeres que entre los varones, sobre todo durante los brotes de actividad.

    La alteración de la función sexual puede estar relacionada con factores derivados de la propia enfermedad, como el cansancio, la diarrea o el dolor abdominal o factores psicológicos, como problemas de autoestima, ansiedad o depresión.

    En cuanto a los fármacos, se han descrito alteraciones de la función sexual con los corticoides , paro no con el resto de los fármacos y la mejoría clínica debida al tratamiento contribuye a una mejora de la imagen corporal y de la energía que puede mejorar la función sexual.

    Si la alteración sexual está relacionada con el brote o la actividad de la enfermedad, el tratamiento de la misma suele normalizar la función sexual. No obstante, la mayoría de alteraciones son de causa psicológica, por problemas de imagen corporal y autoestima o por síntomas depresivos asociados a la enfermedad, que en algunos casos pueden precisar de ayuda especializada.

    La clave para una buena relación es la comunicación y la confianza. Cuando la enfermedad aparece en un paciente con pareja que ha vivido el proceso de la enfermedad, probablemente es más fácil de asimilar. Sin embargo, hay que recordar que, además de los propios miedos, las parejas también tienen sus dudas y desconfianzas y precisan tanta ayuda como la que dan. Hablar es la mejor forma de solucionar los problemas y normalizar las relaciones.

    Esperamos haberte ayudado,

    Equipo de G-Educainflamatoria